1

Donde bailar en Cuba

Si tienes la intención de ir a Cuba y eres aficionado al baile, aquí te pongo algunos lugares en los que puedes bailar en Cuba. Muchos de ellos forman parte de nuestro circuito habitual de baile en nuestro “Bailando por toda Cuba” que hacemos todos los años y algunos de los aquí citados solamente son posibles cuando se va en grupo, por ejemplo en los hoteles en los que nos vamos alojando, pues si no es así no organizan el espectáculo.

Cuba es un lugar en el que la música está presente por todas partes. En la calle, en los restaurantes, en los hoteles, prácticamente en cualquier lugar te encuentras con músicos tocando y cantando. Si viajas sola o solo, o en pareja, puede ser que te entren ganas de bailar en cualquier sitio y te quedes con las ganas porque te sientas con algo de timidez, pero si vienes en un grupo de los nuestros, formados por gente aficionada al baile, bailarás en cualquier momento, porque vamos arropados unos con otros y desaparece el sentimiento de timidez.

Santiago de Cuba

Nuestro viaje, formado con gente aficionada al baile, de cualquier nivel, desde quienes están empezando, hasta incluso profesores que algunas veces han venido con nosotros, comienza en Santiago de Cuba, ciudad situada en la zona oriental de la isla, a la que llega nuestro avión desde Madrid. Santiago de Cuba es la capital de la provincia que lleva su mismo nombre. Para saber lo que se cuece allí te daré una pincelada de lo que es esta ciudad. Fue la primera capital de la isla, a orillas en el Mar Caribe y está enclavada al fondo de la bahía, rodeada por las montañas de Sierra Maestra. Por la bahía entraban los barcos en los que los españoles traían a los negros africanos para convertirlos en esclavos. Esto es importante porque, aunque en Cuba hay muchos ciudadanos negros, en Santiago hay muchos más, lo que aporta un mayor grado de tradición africana, transmitida de padres a hijos, en la vida diaria de la ciudad, lo que influye también en su música.

(Abro un paréntesis para aclarar que cuando hablo de negros, lo hago con todo mi respeto y cariño. Allí he hecho, a lo largo de años, muy buenos amigos y amigas de piel negra y de verdad: aunque es difícil trabajar con los cubanos en algunas cosas, los adoro a todos: negros/as, mulatos/as y blancos/as).

Cuando llegamos a Santiago, nos alojamos en el Hotel Meliá y allí unas veces nos hemos acostado directamente al llegar porque venimos ya muy tarde y cansados del vuelo, pero otras veces hemos llegado con tiempo suficiente como para bailar en la discoteca de la última planta del hotel, organizando nuestra propia sesión de baile, (si no hay otra actividad propia del hotel) y poniendo nuestra propia música, ya que solemos ser los únicos que bailamos, pues los demás clientes escuchan música y toman copas, pero normalmente no bailan.

En estas sesiones hechas a nuestra medida por nosotros mismos, incluimos la música tradicional cubana: son cubano, salsa, cha-cha-chá, bolero y mambo, aunque también incluimos bachata y merengue y agregamos algún pasodoble, vals, tango, rock and roll y como no, también algunas sevillanas.

En otras ocasiones, dado que la discoteca fue cambiada a la primera planta del hotel, (por cierto, un espacio precioso, decorado con reproducciones a escala de lugares típicos de la ciudad), hemos bailado en esta nueva discoteca de igual forma, organizando la sesión propia para nuestros grupos. Si viajas por tu cuenta y quisieras bailar, tendrías que pedir que te pongan algo que te guste, cosa que suelen hacer con agrado. También sucede que hay días que la discoteca no abre y tendrías que pedir que la abrieran, cosa que no haría el hotel a no ser que fuerais en grupo.

Pasada esta primera noche y tras un día de intensa actividad, la segunda noche la hacemos en La Casa de Trova de Santiago, un pequeño lugar con un encanto especial. La primera vez que ves este espacio, te parece demasiado pequeño, quizás esperabas algo más, sobre todo por la fama que tiene. Allí te encontrarás con los retratos de los más célebres músicos cubanos que han pasado por ese salón.

Image

Sin embargo, a pesar de ser un sitio pequeño, cuando empieza a sonar la música tradicional cubana en vivo, interpretada por viejos y jóvenes troveros, utilizando instrumentos desgastados por el uso: guitarra española, tres cubano, maracas artesanales, clave, güiro, cencerro… y cuando suenan esas voces conjuntadas, cantando en distintas octavas, haciendo coros y jugando con voces que responden a instrumentos e instrumentos que responden a voces, ya sean canciones nuevas o canciones de todos los tiempos, los pelos se te ponen de punta y el alma se te hace grande inundada de placer. La Casa de la Trova no es que sea un lugar tradicional, es un genuino lugar cubano con sabor a Cuba. Se encuentra en la calle Heredia, junto a la Catedral de Santiago.

Muy cerca de allí, a unas cuatro o cinco manzanas, se encuentra El Patio de los Dos Abuelos, otro lugar pintoresco con sabor típico cubano. Es un espacio al aire libre y es, como su propio nombre indica, un patio de una casa, refrescado por el verdor de las muchas plantas que tiene.

Image

El lugar es muy apropiado para tomar una copa mientras escuchas música, siempre en vivo e interpretada por grupos de muy alto nivel. Aunque el espacio es un poco estrecho y alargado, (algo más angosto que La Casa de la Trova), es suficiente para bailar, como hemos hecho nosotros cuando hemos ido allí. El Patio de los Dos Abuelos se encuentra en la plaza de Marte.

Bayamo

Bayamo es una pequeña localidad situada en la provincia de Granma, en el interior. En nuestros viajes desde Santiago hacia Guardalavaca, siempre hacemos allí una parada de unas dos o tres horas para visitar lo más interesante de la ciudad y cómo no, para entrar a bailar en La Casa de la Trova de Bayamo.

Allí nos estará esperando un grupo de salsa (posiblemente un septeto) que interpretará música para que bailemos. Esto es por la mañana, haciendo un alto en nuestra ruta, y disfrutamos allí muchísimo bailando. Una prueba de ello es el video que te ponemos aquí.


Viajar con un grupo de baile tiene la ventaja de poder disfrutar de momentos como el de este video. Nosotros contratamos la actuación y la organizan para nuestro grupo. Si vas por tu cuenta y quieres bailar allí, tendrías que esperar a la noche, que es cuando hacen las actuaciones con música en vivo. Eso sí, te recomendamos que antes te informes para asegurarte de que no sea un día de descanso para ellos. La Casa de la Trova de Bayamo está en la esquina de las calles Maceo y José Martí.

Guardalavaca

En Guardalavaca (provincia de Holguín), siempre nos alojamos en el Hotel Costa Verde, un complejo turístico con playa propia. Allí ya me conocen y siempre nos dejan dos horas de discoteca por las noches, para nuestros grupos, (si no hubiera otra actividad anteriormente programada por el hotel).

Image

Como siempre hacemos en estas ocasiones, ponemos nuestra propia música y otros clientes del hotel lo que hacen en mirar y aplaudir, porque para quien no baila, ver cómo un grupo numeroso baila sin parar es un auténtico show al que no deben estar acostumbrados. El lugar es muy agradable, una larga barra en donde tienes todo incluido (bebidas) y una pista con suelo de madera en donde el tiempo se pasa bailando muy rápidamente. Además, el equipo de relaciones públicas de este hotel organiza espectáculos para todos los clientes, bien de grupos modernos de música, números de ballet acuático en la piscina, karaoke, etc.

Camagüey

Camagüey es la capital de la provincia que lleva ese mismo nombre. Se encuentra en la zona central de la isla, en el interior, más o menos a igual distancia de la costa norte que de la costa sur.

Image

Allí bailamos por las noches en la Casa de la Trova de Camagüey, un espacio muy amplio, al aire libre. La música tradicional cubana en vivo nos hace que no paremos de bailar y al igual que en las anteriores casas de la trova de Santiago y Bayamo, tendrás oportunidad de bailar con cubanas y cubanos que frecuentan estos centros. Nosotros ya llevamos la entrada a estos establecimientos incluida, con una consumición (un refresco).

Cayo de Santa María

Cayo de Santa María es un espacio abierto al turismo recientemente en la costa norte, provincia de Villa Clara (región central de Cuba). Muy poca gente lo conoce y es una joya en cuanto a playas y entorno de naturaleza. Se supone que en alguna de estas playas está enterrado el tesoro de los piratas Mazzarelli y Tambasco. Nos alojamos en el Hotel Paraíso Azul en donde tendremos muchas oportunidades para bailar con los eventos que organiza el hotel.

Image

No obstante, a nuestros grupos les ofrecemos la Discoteca Mar Caribe del “Pueblo Estrella”, un poblado turístico al que se puede llegar en los trenecitos eléctricos gratuitos, que pasan continuamente y dan servicio a todos los hoteles que hay en la zona. Se puede ir andando en cinco minutos desde el hotel y si de camino pasa alguno de estos trenecitos, lo puedes parar y subirte.

En Pueblo Estrella hay una bolera, restaurantes, tiendas y la mencionada discoteca, en la que ponen música moderna, reguetón, salsatón… Cuando vamos nosotros pedimos que nos dejen poner nuestra música y al ir en grupo nos lo permiten durante dos horas.

Trinidad

Es una villa situada en las proximidades (unos 5 Km.) de la península de Ancón, a orillas del Mar Caribe, en la región central de Cuba, provincia de Sancti Spiritus. Se puede bailar en la Casa de la Trova, (Calle Cristo), en algunos de los salones de una casa colonial y en su patio trasero, en donde interpreta música tradicional cubana a cargo de varios grupos que se van relevando aproximadamente cada 30 ó 40 minutos. El sitio está muy bien, aunque es un poco pequeño.

Image

Cuando te digo que en Cuba se baila en cualquier lugar, tienes una muestra en Trinidad: la Casa de la Música de Trinidad es la calle. En medio de la famosa Escalinata de Trinidad, (asciende de la mencionada calle Cristo), en la que todo el mundo se hace una foto, por las noches, un gran grupo de música, numeroso en miembros, o sea, una big-band, interpreta música cubana moderna. Los accesos a la escalinata son acordonados tanto arriba como abajo y el grupo se sitúa en un rellano que hay en la parte central de la escalinata en donde también se baila.

Image

Cada persona que quiera pasar a bailar tiene que pagar un CUC (algo menos de un euro). Poco importa que el suelo sea el empedrado de la escalinata. Es de lo más incómodo para bailar, pero no importa, allí se baila salsa.

Viñales

En Viñales tienes el Centro Cultural Polo Montañez. Nosotros hemos bailado allí a media mañana con un sexteto de música tradicional cubana y por la noche con un grupo de salsa bastante bueno.

La pista no es muy buena (cemento) y el espacio es al aire libre. A media mañana estuvimos solos, el sexteto era para nosotros, sin embargo por la noche estaba repleto de cubanos, cubanas y extranjeros. No se podía dar un paso. El lleno era total. El ambiente de baile excelente. Este centro se encuentra en la calle principal de Viñales, calle Salvador Cisneros.

Image

La Habana

En La Habana está el Restaurante 1830, en donde puedes ir a bailar sin necesidad de tener que ir a cenar. Es un lugar en donde hemos bailado muy bien, en anteriores ediciones de nuestro viaje. Últimamente hemos dejado de ir a este sitio porque siempre obligan a dejar en la entrada los objetos personales (bolsos, riñoneras, bolsas con compras, etc.), lo cual molesta a muchos compañeros de viaje, porque además lo han reformado, modernizándolo y adaptándolo más a la timba y al reguetón y no vienen los grupos de salsa que venían antes, que eran más tradicionales. Y por si fuera poco los porteros son bastante antipáticos y hasta bordes, cosa que no es frecuente en Cuba.

La Taberna de Benny Moré, (junto a la Plaza Vieja de La Habana Vieja) es uno de los clásicos en nuestro programa. Siempre acudimos allí por lo característico del lugar y por los artistas que acuden. Los grupos musicales, así como los bailarines que van, según programación, son fantásticos.

Allí conocimos y pudimos bailar con Asmara y Joel y desde entonces todos los años hacemos coincidir alguno de sus shows con nuestra visita.

Hemos estado también en la Casa de la Música de Galiano (situada en la calle Galiano con calle Neptuno) y en la Casa de la Música de Miramar (calle 20 con avenida 35) en la zona residencial de Miramar en La Habana. Ambas casas son espacios cerrados en los que se promocionan grupos y orquestas, noveles y veteranas, que se dedican a divulgar la salsa brava y la timba, aunque allí no hemos escuchado reguetón. Si te gusta la música más “dura”, estos son buenos lugares en donde no faltará la percusión y el viento amplificados y los teclados electrónicos. Las veces que hemos ido, en general a nuestros grupos les ha gustado menos que otros lugares más tradicionales.

La de Galiano tiene mesas alrededor y una pista amplia para bailar. La de Miramar tiene el espacio prácticamente ocupado con mesas, y solo queda una pequeña franja, junto al escenario en donde puedes bailar con algo de estrechez.

La Sala de Fiestas Turquino (calle L con calle 25), está ubicada entre el Malecón y la Universidad de La Habana. Hay que subir a la última planta, la 25, del edificio más alto de Cuba el edificio “Turquino” (nombre dado por el monte Turquino, el más alto de Cuba, situado en Sierra Maestra en la zona oriental de la isla). Desde aquí puedes divisar la grandiosidad de La Habana, una ciudad que ha crecido poco en vertical y se ha expandido mucho en horizontal. Cuando va a empezar el espectáculo, el techo corredizo se abre para dejarnos en contacto con el cielo y las estrellas. Normalmente antes de dar comienzo el espectáculo ponen una media hora de música cubana moderna (tenemos que pedir que nos pongan salsa y bachata porque si no, la música resulta un poco “dura”).

Después comienza el show, normalmente intervienen grupos jóvenes, muy buenos, que interpretan música muy buena y novedosa, amenizada con coreografías a cargo de sus equipos de danza, también muy bien formados técnicamente. La pista es amplia y se puede bailar. Los miembros del cuerpo de baile del grupo de turno, siempre nos sacan a bailar en cuanto ven que bailamos.

El Cabaret Tropicana (se encuentra en la zona de Miramar, calle 72 A), es en donde se realiza un espectáculo de varietés (cantantes, bailarines, coreografías, patinadores, magos, etc.) que ha adquirido fama mundial. Tras el espectáculo ponen música para quienes quieran bailar. Es un lugar caro, aunque el espectáculo vale la pena. Casi siempre se llena.

El Habana Café es una sala de fiestas situada en el Hotel Meliá Cohiba (calle Primera con Avenida Paseo), en donde últimamente hacemos coincidir nuestra asistencia con la compañía “Leyendas del Buenavista Social Club”.

Image

Sin duda éste es el show que más disfrutamos durante todo el viaje, no solo porque intervienen grandes músicos, cantantes y bailarines, sino porque además, a la terminación del espectáculo, los artistas, que ya conocen cómo son nuestros grupos, nos sacan a bailar a la pista, con lo cual podemos compartir charla y baile con ellos en una fiesta que rompe los protocolos y no se ve en ninguna parte. La sintonía entre artistas cubanos y bailarines españoles es total.

Comentarios 1

  1. Muchisimas gracias Alfonso Martinez por tan linda promoción sobre nosotros… agradecidos y contentos cada vez de verlos a todos!!! Acá siempre los esperamos de corazón con mucho cariño y amor para compartir, intercambiar como demostarle y brindarles cada vez más nuetro arte…. Pareja de baile “De Cuba Son” Yoel Letan y Asmara Nuñez desde la Habana Cuba… saludos desde nuestros corazones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *